SEDACION ORAL CONSCIENTE

En Smile Sonrisa Dental entendemos que cada niño tiene necesidades únicas para alcanzar un óptimo bienestar y relajación en la silla dental, por lo tanto, nosotros empleamos un amplio rango de técnicas de manejo de la conducta, anestesia y métodos de sedación para ayudar a un niño a relajarse. Algunos niños solamente necesitan anestesia local para tolerar un tratamiento dental, mientras que otros pueden necesitar la aplicación de gas hilarante para reducir la ansiedad. Sin embargo, hay otros niños que pueden necesitar sedación oral consciente porque son más temerosos o enfrentan desafíos físicos o mentales. Nosotros podemos administrar sedación oral consciente durante todos los tipos de procedimientos, incluso cuando estamos llevando a cabo un simple examen o limpieza dental.

LOGRAR UNA SEDACION CONSCIENTE

Los sedantes funcionan haciendo que el sistema nervioso responda menos a los estímulos externos. Su niño aún estará consciente de su alrededor, pero la visión, sonidos y olores de los tratamientos y materiales dentales no activarán una respuesta temerosa. Un sedante ayuda a reducir la sensación de dolor en el niño, por eso también adormeceremos el área de tratamiento con anestesia local. Tener en cuenta la edad, peso, salud y niveles de ansiedad de su niño, ayudará al odontólogo a elegir un nivel de medicación más segura y administrarlo oralmente antes del procedimiento. Su niño llegará a sentirse adormecido e incluso se dormirá, pero no estará completamente anestesiado como en una anestesia general, por lo que puede ser despertado fácilmente. Cuando el proceso termina, su niño recordará poco o nada acerca de la experiencia. La seguridad es nuestra principal preocupación, por lo que nuestros odontólogos altamente cualificados supervisarán la respiración, frecuencia cardíaca y niveles de oxígeno de su niño durante todo el proceso. Si detectamos alguna reacción adversa, tenemos los medicamentos a la mano para reversar inmediatamente los efectos de la anestesia.

EL DIA DE LA CITA

No permita a su hijo comer o beber absolutamente nada seis horas antes de la cita debido a que incrementará el riesgo de náusea y vómito durante el proceso. Usted también debería llevar a su niño al baño antes que nuestro odontólogo administre algún medicamento. Podría tomar entre quince a veinticinco minutos que el sedante haga efecto, por tanto, usted debería mantenerse cerca de su niño durante ese tiempo, ya que algunas lesiones podrían ocurrir si éste tratara de caminar o corretear. Una vez que su niño está completamente relajado, nosotros administraremos gas hilarante y anestesia local como sea necesario para comenzar con el tratamiento.

INSTRUCCIONES DEPUES DE LA SEDACIÓN

Nuestros profesionales le pedirán que permanezca en nuestro consultorio odontopediatrico por un período corto para observación y darle una lista detallada de instrucciones posteriores a la sedación. Su niño se sentirá adormecido y tendrá problemas caminando después de la cita, por lo que usted puede querer a otro adulto junto con usted para llevar al niño dentro del carro. Debido a que los efectos de la medicación permanecen por varias horas, usted necesitará supervisar cuidadosamente a su niño para prevenir caídas accidentales. Si su niño desea dormir, una posición ideal para dormir es con la cabeza en alto. Los efectos de la anestesia toman cierto tiempo en desaparecer, por lo tanto, observe a su niño con atención para asegurarse que no se muerda los labios mientras aún está adormecido. Su odontopediatra lo llamará más tarde para controlar a su niño, sin embargo, no dude en contactarnos tan pronto usted tenga alguna pregunta o preocupación.

REDUCIR LA ANSIEDAD DE SU NIŃO CON LA SEDACIÓ ORAL CONSIENTE

Con la sedación oral consciente, las experiencias dentales llenas de ansiedad son una cosa del pasado. Contacte hoy a Smile Sonrisa Dental para aprender como nuestros odontólogos pueden ayudar incluso a los niños más temerosos a someterse con facilidad a una atención dental.